Home / Pastoral / Safe Environment Program / Safe Environment Program (Spanish) / Coordinadores de Asistencia a Víctimas

Coordinadores de Asistencia a Víctimas

ROCEDIMIENTOS PARA TRATAR CON LAS VÍCTIMAS DE ABUSO DESHONESTO POR PARTE DE UN CLÉRIGO

La Arquidiócesis de New York se compromete a brindar a las víctimas de actos de abuso deshonesto por parte de un clérigo (es decir, un obispo, un sacerdote o un diácono) la asistencia profesional y espiritual apropiadas para abordar las consecuencias del abuso. Todas las acusaciones de abuso deshonesto se hacen llegar a los funcionarios que corresponda de la Arquidiócesis y, si la Arquidiócesis tiene motivos para sospechar de que ha existido abuso deshonesto, a las autoridades policiales y/o al fiscal del distrito correspondientes.

Procedimientos:

El Coordinador de Asistencia a Víctimas* responderá rápidamente a las personas que se comunican con la Arquidiócesis por una denuncia de abuso deshonesto en perjuicio de un menor de edad por parte de un clérigo y ofrecerá reunirse con ellas. La finalidad de la reunión es tomar conocimiento de la acusación, escuchar con la mejor disposición posible a la presunta víctima e informar a la persona sobre los recursos de ayuda a su disposición y sobre los procedimientos de la investigación.


También se solicita a la persona que presenta la acusación que lo haga por escrito. Este documento debe ser firmado por el reclamante. La Arquidiócesis dispone de un formulario sencillo que permite al reclamante presentar la acusación. Una alternativa posible es que la persona que presenta la acusación pueda ser entrevistada por dos funcionarios de la Arquidiócesis y que la entrevista sea transcripta.


Cuando un funcionario de la Arquidiócesis recibe una acusación de que un clérigo ha cometido un acto de abuso deshonesto en perjuicio de un menor de edad, se exhortará enfáticamente al reclamante o, si el reclamante es menor de edad, a los padres o al tutor legal del reclamante, que presenten la acusación en forma inmediata y directa a la Oficina del Fiscal del Distrito que corresponda. La Arquidiócesis cooperará con todas las investigaciones criminales que realice la Oficina del Fiscal del Distrito. Cuando un funcionario de la Arquidiócesis tiene motivo para sospechar de que un clérigo ha cometido un acto de abuso deshonesto en perjuicio de un menor de edad, inmediatamente presentará el hecho a la Oficina del Fiscal del Distrito que corresponda para que se lleve a cabo una investigación. Después de realizar las consultas pertinentes con la Oficina del Fiscal del Distrito, la Arquidiócesis adoptará las medidas necesarias con respecto al clérigo, tal como está establecido, incluyendo la remoción del clérigo de su cargo, para asegurar la seguridad de los menores de edad.


El Coordinador de Asistencia a Víctimas notificará la acusación al abogado de la Arquidiócesis, al Promotor de Justicia y a los funcionarios de la Arquidiócesis que corresponda. Se iniciará una investigación preliminar y se llevará a cabo con rapidez y objetividad, conforme al Derecho canónico.


Según la política de la Arquidiócesis de presentar la información a la Oficina del Fiscal del Distrito pertinente, no se pueden recibir acusaciones formuladas por denunciantes anónimos ni por los que quieren mantener el anonimato. Consciente de la naturaleza delicada de una denuncia de abuso deshonesto, tanto para la persona que presenta la denuncia como para el clérigo involucrado en el hecho, la Arquidiócesis se esfuerza al máximo para mantener la confidencialidad del proceso. Sin embargo, se hace saber a la persona que presenta la denuncia que, conforme a la política de la Arquidiócesis, se notificará sobre los pormenores de la denuncia al Fiscal del Distrito, al clérigo y a la Junta de Asesoramiento. Además, se podrá iniciar un proceso conforme al Derecho canónico.


Se respetarán los derechos civiles y canónicos de todas las personas comprometidas en los hechos mientras la Arquidiócesis trata de ofrecerles asistencia.


El Coordinador de Asistencia a Víctimas colabora con cada persona para determinar el tipo de asistencia que necesita y le resulta apropiada. Esta asistencia puede incluir asesoramiento, ayuda espiritual y recomendaciones para integrar grupos de apoyo.


Según corresponda y si se solicita, el Coordinador de Asistencia a Víctimas asistirá a la víctima si desea obtener asesoramiento para pacientes externos, le recomendará prestadores de servicios certificados y calificados y le facilitará respaldo espiritual y de salud mental. Si la Arquidiócesis se hace cargo del costo del tratamiento, espera que el terapeuta presente informes periódicos relativos al progreso general de la terapia. El Coordinador de Asistencia a Víctimas colabora estrechamente con todas las víctimas a fin de supervisar el cambio de sus necesidades con el transcurso del tiempo.


El Coordinador de Asistencia a Víctimas se mantendrá en comunicación con la persona y su familia, si resulta apropiado.


El Coordinador de Asistencia a Víctimas también mantiene informada a la persona que presentó la acusación sobre el progreso de la revisión y su resultado.


*Coordinador de Asistencia a Víctimas: es una persona designada por el Arzobispo para recibir y administrar las acusaciones de abuso deshonesto por parte de personal de la Arquidiócesis.


Resources